Nuestro trabajo se basa en el rigor profesional, con la objetividad y cercanía de un consejero /

Nuestro origen se remonta a 1963, año en que don Jorge Ovalle Quiroz, connotado abogado constitucionalista, fundó el estudio jurídico Ovalle y Compañía. Desde entonces nos hemos desarrollado y evolucionado, centrándonos en el rigor profesional, la mirada estratégica y la objetividad y cercanía de un consejero.

Prestamos un servicio especializado que incorpora las distintas habilidades de un equipo calificado que busca detectar y comprender los requerimientos de cada cliente.